Cada vez más, disponemos de nuevas tecnologías que nos facilita la industría para construir, comunicar y acondicionar los edificios.
Sujetos al presupuesto, entendemos que el proyecto debe contener la definición de las exigencias de las tecnologías elegidas, integrandolas adecuadamente, con el objetivo de garantizar un óptimo confort, eficiente y sostenible, perfectible en el tiempo. Huyendo de su expresión como lenguaje.